El Ayuntamiento decide “privatizar”un cementerio judio en La Cabrera

Una previa. Carmen demostró una vez más su poder y mando, llamó al orden al alcalde en más de una ocasión y señaló al secretario como causante de algunos errores recriminados por la oposición. Pleno de casi cuatro horas y con poca gente esta vez.

Desde luego, que si hubo una protagonista ayer fue la mismísima concejala todopoderosa de antaño: Carmen. La misma que dijo en un pleno ante el estupor y asombro de muchos, a pleno pulmón, que venía de casa con todo hecho ya (intestinalmente hablando).
Este último pleno nos obsequió con un “yo hago mis cuentas y no las muestro”, ni que fueran secretas…tampoco es necesario mostrar ese ostracismo al que acostumbra nuestro gobierno municipal, pero esta concejal se debe a su municipio y las cuentas que haga y que hará en función a los asuntos del municipio deberían ser SIEMPRE públicas o por lo menos compartidas con sus compañeros en la corporación.

Momento tenso cuando el portavoz del PSOE recriminó al PP que ellos no son concejales de segunda, y que se les debe un respeto. De hecho, el teniente alcalde que fue la estrella invitada al pleno de ayer, llegó a decir, si no recordamos mal, (ojalá existiera un audio del ayuntamiento para comprobar, pero ya saben ustedes las limitaciones en este sentido de nuestro ayuntamiento, o dirigentes, no me atrevo a profundizar sobre la cuestión), que a ver si la oposición empezaba a trabajar y aportar, a lo que un vehemente Ramón, aseguró en un nítido lenguaje cervantino “no me toques lo cojo…” rectificó, pero recalcó que no se le acuse de esto.

Lo cierto es que las polémicas con el tema del cementerio y del polideportivo elevaron el tono de la discusión. Por ir por partes y muy resumido, el PP quiere privatizar el cementerio, o un nuevo cementerio, mejor dicho. Pues bien, el diccionario de la lengua española define como privatizar: Transferir una empresa o actividad pública al sector privado. A esto nos referimos a ceder un terreno municipal por un periodo de 50 años a una empresa para que construya y explote un cementerio judío en La Cabrera. Es decir, el PP de La Cabrera firmará un acuerdo con una empresa externa, (otra vez), un compromiso a 50 años para que explote algo tan de objeto municipal y público como puede ser un cementerio. Por cierto, que la todopoderosa concejal del ayuntamiento, Carmen, se apremió a solicitar que no es una privatización, el caso es que quizá no sepa el significado real de la acción de privatizar. Una lástima. Dentro de 50 años a ver dónde estamos muchos, pero establecer un compromiso con una empresa privada de algo tan serio como es un cementerio requiere un mayor consenso, es una decisión que afectará a los vecinos de La Cabrera por 50 años. La oposición insistió en utilizar el mismo modelo que el municipal gestionado por la ordenanza actual y con los precios estipulados para los no residentes en La Cabrera.

Por otra parte, quizás lo lógico, (si tuviera cabida en este ayuntamiento), sería plantearlo a un mayor estudio, ya que ni la propia concejal que presentaba el asunto sabía si era una asociación o una empresa quien lo explotará. No aportó el numero de difuntos ni el coste de las obras a pesar de ser los motivos para ceder la gestión a un tercero, aunque hay otro motivo “no mantenemos limpio nuestro cementerio y nos vamos a complicar con dos”, dijo la concejala, y ya lo hilarante fue cuando el concejal del PSOE confirma que la ley asegura que este tipo de comunidades tienen un acuerdo para que estas sepulturas se prolonguen por 99 años, y no 50 como dice el Alcalde nuestro, aunque ya dijo él, con la notoriedad que le caracteriza. No se ría señora, que sí que sí, que lo dijo, que da igual esa legislación, que aquí lo que se firma es a 50 años. Ole tú!

Por cierto, aquí los cálculos son fáciles: enterrar a una persona -no residente- cuesta unos 9000 euros y el ayuntamiento recaudará 12.000 euros anuales, es decir, que si esa empresa cobra lo mismo, o más, con vender 120 tumbas en esos 50 años, (que ya me dirán), sacarán cerca de 1.000.000 euros , y el ayuntamiento recaudará la mitad ( como ejemplo). No sé si es peor negocio que con la empresa del polideportivo.

Empieza a circular un chiste por La Cabrera de que cualquier día;”este ayuntamiento acabará cediendo la Sierra a otro pueblo o a la mismísima China, donde el alcalde parece tener contactos. Recordemos que este ayuntamiento un día vendió el agua del pueblo, otro Villa San Roque, también cedió la explotación del CCHH, del Punto Limpio, del Polideportivo , en incluso se cedió un terreno de la dehesa a la empresa privada de ‘El Camping’ por 30 años y después por otros 20 años más (unos 1700 m2). El tanatorio (a 40 años), la contribución, las escuelas viejas… Con tanta cesión llego la cesión del Parque Barreda a la Comunidad y el alcalde reconocía públicamente “que no sabia a cambio de qué, pero como no lo limpian, les pediremos que nos lo devuelvan para limpiarlo nosotros“ dijo, y porque no hay más… Señor, ande con ojo y si ve al alcalde con un arquitecto en la puerta de su casa, no le abra, que igual le pide que ceda su domicilio.

La otra polémica fue el polideportivo, donde atónitos asistimos a una situación propia de Faemino y Cansado. El concejal de deportes y teniente alcalde, no sabía distinguir entre un pliego y un contrato. Así es… y transcurrido varios minutos de tan dramática imagen y escena, por fin pareció entrar en razón o en vergüenza, ya que se zanjó el tema.  Además, consideraba a las preguntas bien hechas por el PSOE y Participa, que el ayuntamiento debería tener conocimientos sobre las tarifas y promociones que afectarán a los usuarios del polideportivo, y él concejal consideraba que no era lo mismo, lo diferenciaba…

Caso curioso, el cementerio judío corre con el gasto de hacer las inversiones, (no se sabe cuanto es), pero lo pagan y además pagan un canon de 12.000 € año. El polideportivo hace las obras y mejoras a cargo del ayuntamiento y además cobra a los usuarios y además el ayuntamiento le paga un canon de 4.000 euros mes. Algo no entendemos bien, pero como todo es público y transparente como dice el alcalde, nos darán una explicación

Un pleno en el que nuevamente el Ayuntamiento ha demostrado que no hay proyecto ni se le espera. Que no quiere gestionar, que eso da trabajo y quejas de los vecinos.

Cada día la teniente alcalde nos intimida más por sus argumentaciones despóticas y  su flema, pero sobre todo por donde decisiones como las que ayer se defendieron nos llevan y llevarán, porque la responsabilidad de mañana serán las decisiones de hoy.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s