Carmen Álvarez, teniente alcalde de La Cabrera: “Yo al baño voy muy poco y procuro venir con todo hecho de casa para no perder el tiempo”

Parte I.

Lo dicho, ahora que he podido escuchar la grabación del pleno me dispongo a preparar una crónica. Aviso, me ha quedado larga, a veces irónica, pero os aseguro que es fiel a lo que allí aconteció, titular incluido. Por ello, lo he dividido en dos partes. En esta primera parte, destaco uno de los momentos más hilarantes.

Voy avisando, no verán mucha participación del señor alcalde de La Cabrera, y para una vez que le preguntan sobre sus proyectos para el desarrollo del pueblo, este asegura que ninguno.

1436963500

Para no romper la costumbre, el señor secretario siguió poniendo extraordinaria donde debería escribir ordinaria,  el pobre hombre se confunde acta tras acta, y eso que son cada dos meses. Pero más allá de la anécdota, vamos a la chicha que nos interesa.

 Carmen Alvarez asegura con rotundidad que es la persona que más tiempo pasa en el Ayuntamiento, “más que ninguna” asegura vehementemente. Se entiende que trabaja más horas incluso que trabajadores y Alcalde juntos. Incluso la líder popular asegura que “han estado de vacaciones todos los trabajadores prácticamente hasta el día 8 de enero” Una Carmen alterada se enzarza en una discusión absurda con el portavoz del PSOE al reclamarle este, como es lógico, que le informen de decisiones tomadas por el Ayuntamiento como por ejemplo poner un sueldo a una persona que supone un cargo en el presupuesto del municipio. Carmen demanda que los concejales de la oposición vayan al ayuntamiento a preguntar, a lo que el socialista le contesta que ya quisiera él acudir pero que al no cobrar por ello no dispone de tanto tiempo. Carmen vuelve a la carga y asegura que “tanto que predicáis… si no aportáis nada, todo el día reclamando”. La crecida teniente alcalde reconoce que tiene dificultad para reconocer qué es significativo en el procedimiento de informar a la oposición y a ciudadanos, además asegura que “estaría encantada de ir a la oposición para dar guerra” toda una declaración de intereses. Pedro Montoya de Participa le comenta a Carmen que “después de un proceso de selección al que sólo se presenta una persona, donde hay una presupuesto muy ajustado, donde hay unos costes de personal en el ayuntamiento que representan el 60% del presupuesto, ¿es necesario este incrementan en el gasto?” Carmen asegura que se lo ha ofrecido a las tres personas capacitas para ello, a las tres personas de administración.  La oposición confirma que esa decisión ha sido tomada sin consultar en ninguna comisión.

Explico el caso. El sobresueldo a una trabajadora asciende a 250 euros netos al mes por 8 horas, es decir, si hacen el cálculo es 250 horas por una jornada completa al mes, o si lo prefieren, 250 multiplicado por 22 días de trabajo, saldría un resultado porcentual de más de 4.900 euros. Es decir; que en menos de una hora, el alcalde es capaz de reconocer la situación moribunda del pueblo, al tiempo que aprueba una sueldo sin consultar, sin sacar a concurso que sería de 5.000 euros al mes-hagan el cálculo-. Estoy seguro señora, que ahora está pensando que ya quisiera ese sueldo para usted o su nuera, o que para qué hay que pagar esa desorbitante cantidad, y hablando de órbita….¡ni que La Cabrera fuera la NASA!

Carmen pide, reclama, insiste y solicita que se le indique cómo ha de dar información ya que desde Participa le informa que aquel que lleva a cabo un trabajo público está obligado a informar a la oposición y a la ciudadanía de las decisiones, una lección que Carmen no encaja con madurez y ofrece la frase más surrealista y quizá vergonzosa de la noche; Fernando Mayordomo de Participa, le explica a modo didáctico que “no es necesario que ella informe las veces que va al baño” en ese momento la sala echa a reír e incluso se aplaude. Ante el estupor de Carmen que contesta la gran frase casi a nivel de aquella de Rajoy cuando dijo: ¿Y europeos?, pues va ella y asegura con firmeza y salubridad propia de aquella persona con buen tránsito, como haría José Coronado y sus bífidus que “yo al baño voy muy poco y procuro venir con todo hecho de casa para no perder el tiempo” Ole tú, esto es como el diario de Patricia….continuando con argumento maduro, Ramón con seriedad asegura que no se ha aprobado en comisión ese gasto “es falso que se haya aprobado en una comisión, y como traigas el acta no lo voy a firmar” Ramón Martinez se negó a aceptar lo que decía la teniente alcalde.  Por cierto que Gregorio se ve obligado a interrumpir la discusión, antes de que Carmen asegure que “si le tiene que informar de las 3.000 cosas que hace cada día, me hacéis una lista y que como soy un poco corta no sé que es significativo” Una discusión absurda y todo porque la oposición le pregunta la razón y le pide una explicación sobre un nuevo contrato dentro de la administración del Ayuntamiento.  Al final resulta que será una prueba para ver si tiene demanda. Se trata de abrir la administración de 17 a 19 horas los jueves. La persona que va a ejercer esa labor va a costar unos 400 euros mensuales más a los vecinos. Un neto de más de 30 euros la hora, y el coste para el ayuntamiento es de 50 euros la hora…¿lo cobra usted? La pregunta es, ¿le parece mucho o poco a los vecinos de La Cabrera este experimento, palabras del señor Alcalde?

 Participa La Cabrera pregunta cuánto se ha cobrado por la cesión de espacio a la productora de cine, el alcalde asegura que no lo tiene muy claro, como se hace tantas películas en el pueblo. ¡Vaya hombre!

Casi al final del pleno se vivió el fiel reflejo de la situación de La Cabrera. Participa le preguntó al Alcalde si este tenía proyectado algún plan o medida para el desarrollo local del municipio, a lo que  Gregorio, como un estudiante que sabe que su única respuesta es la errónea pero es la única que tiene, se limita a contestar un triste y lastimoso no. Eso es todo amigos, como diría aquel.

Resumen; ante las nuevas contrataciones, ante las más de seis horas de Carmen trabajando más que ningún miembro del Ayuntamiento, incluso sin poder ir al baño ya que en palabras de ella “vengo con todo hecho desde casa”, más allá de la venta o compra de Fonsana, el epilogo de un pleno no puede ser el epílogo de nuestro pueblo. La incapacidad de actuar ante la sangría de cierres comerciales tiene que ser reprendida. Un Alcalde que reconoce que no tiene ningún plan para hacer frente al deterioro comercial y económico de nuestro pueblo, no puede pilotar un barco herido, porque hasta donde llega el raciocinio, todo aquel que no es capaz de curar una herida, contribuye a que el herido se desangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s