Somos personas

Hoy, imaginarios posibles, nos ofrece una visión que a veces perdemos sobre nosotros mismos. Soñar como personas que nunca dejamos de ser. Un día hablamos, en este rincón de la reflexión, sobre la importancia de los papeles en la vida, sobre las máscaras que nos ponemos, que nos obligamos a tener, y las que no sabemos disfrutar. Cada uno tenemos nuestra máscara que en ocasiones equivocamos el día o el lugar donde ponérnosla. La Cabrea Informa es un lugar de máscara con intenciones, unos mostramos la evidente, la más fácil, otros muestran la imaginaria, que posiblemente se convierta en la más real, en la verdadera- no tiene porqué coincidir con la evidente-, pero mostrarnos de la manera que queremos mostrarnos, en libertad, sin persecuciones, sin intimidaciones.

Blancanieves La Cabrera

La sociedad en su complejidad nos pone a representar diversos papeles. Cada papel tiene su propia máscara, cada uno nos hace persona. Recordemos que la palabra persona en su origen latino significa máscara. Persona era la máscara usada por los actores de la tragedia para hablar, para sonar (per sonare). Ser persona es actuar con la máscara concreta que requiere la situación dada.

En nuestro armario guardamos infinidad de máscaras, ya que necesitamos representar muchos papeles en nuestra vida cotidiana. Si vamos a una conferencia nos pondremos la de oyente, o la de conferenciante si nosotros la damos. Si estamos en el consultorio, la máscara de paciente o la del médico si somos nosotros los que seguimos el tratado hipocrático. Cuando se rompe la caldera, la del técnico, y si después de un rato nos sobran varios tornillos y sigue sin funcionar, nos pondremos la máscara de cliente y llamaremos al servicio técnico, que nos solucionará el aprieto con un técnico con su máscara puesta a punto.

Cada máscara tiene sus características, y no todas están habilitadas para realizar una función específica. Algunas requieren de estudio y preparación. La máscara de cirujano que opera a corazón abierto ha de haberse curtido en muchas experiencias para que el paciente vuelva a su casa con su máscara de convaleciente.

En este trajín de máscaras no siempre llevamos la idónea, así en algunos momentos nos presentamos con la del aburrido cuando estamos en una fiesta, o con la de gracioso en un entierro. Hay máscaras a las que les tenemos más cariño y que usamos más y otras que se convierten en hogar de las arañas.  Cada situación requiere su máscara, pero de tanto usar las mismas ya no nos adaptamos a ninguna situación y hasta nos hemos olvidado la mayor parte de las veces que siempre llevamos una máscara.

Máscaras que de tanto llevarlas se han incrustado en nuestro rostro, y ya no podemos sacarlas sin que se nos vaya la piel en ellas. La sociedad requiere el uso de máscaras, pero no podemos olvidar que nosotros no solo somos el papel que representamos en cada momento. Si lo olvidamos la máscara suplanta nuestra identidad y no somos más que el papel representado.

Hay un olvido de la vida sin máscaras, es la seguridad la que se pone en juego. El uso de la máscara se convierte en una necesidad de supervivencia. Ya no puedo mostrarme tal cual soy, sino que necesito una máscara para que no me hagan daño, y además si es posible, para tener una apariencia que me lleve al éxito. El juego social se mueve por la apariencia, que ya no refleja la esencia sino que la esconde.

¿Es posible mostrarse como uno es?  Cada uno tiene sus propias limitaciones, pero es fundamental perder el miedo a quitarse las máscaras y no asustarse por la sensación de crisis que hay al ver que todo lo que antes se creía por verdadero no eran sino sombras. Este momento de crisis es fundamental, y cada uno lo puede vivir de manera distinta, en un camino que está aún por recorrerse.

Para no quedar encerrado en esta limitante identidad son necesarios unos pequeños ejercicios cotidianos, una toma de distancia con respecto a las escenificaciones diarias, para verse como otro, para ver que siempre hay alguien detrás que observa.  No es la máscara la que observa, sino que hay unos ojos detrás y somos nosotros los observadores de todo lo que acontece. Y podemos representar papeles, y muchos, y de todo tipo, incluso podemos sorprendernos de cosas que ni imaginábamos. Y estas representaciones no nos encierran si somos capaces de no identificarnos con ellas, sino que se nos presentan como elementos de juego para ir construyendo una identidad que está más allá de esas máscaras que a veces nos ponemos, y que no son sino eso, atuendos que no deben limitar nuestro ser dentro de sus pequeños límites.

Nosotros somos mucho más que eso, somos pura posibilidad en un escenario que está continuamente en construcción. El problema viene cuando damos por acabado el escenario, cuando los papeles estás completamente definidos y solo nos queda repetir continuamente las mismas palabras, una y otra vez. Es como si fuésemos personajes de cuento que siempre están representando las mismas escenas, sin ningún cambio, sin ninguna posible salida ni despiste del guion. Y cuando acaba el cuento, vuelta a empezar. Blancanieves, la madrastra, la manzana, los enanitos, el sueño y el beso, y así continuamente. Pero ¿qué pasaría si un día no representamos esta obra y nos vamos a otra? Que igual no nos aceptan porque los personajes ya están dados y en el cuento de los tres cerditos no hace falta ninguna Blancanieves. Pero con insistencia podría Blancanieves quedarse y el cuento cambiaría. Y todos los cuentos dejarían de estar cerrados, y nos veríamos en cuentos que se estarían haciendo a medida que los estuviésemos leyendo. Nos veríamos con que nuestra vida no está hecha sino que la estamos viviendo. ¿Y qué pasaría si mañana hacemos otra cosa de la que solíamos estar haciendo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s