El PP cierra campaña en un acto en que se negó a hablar de la libertad de hablar en los plenos

Y llegó el último acto, cierre de campaña del PP, actual equipo de gobierno. Se congregaron sus más fieles seguidores. Un nutrido grupo  correligionarios se dieron cita par aplaudir y apoyar al PP. Los candidatos subieron al escenario, y uno a uno se fueron acercando a la palestra. Cada candidato leyó la carta de presentación que tienen colgada en su blog. Una lástima, ya que con un equipo tan joven, tan entusiasta y dinámico, lo que precisamente brilló por su ausencia fue frescura y naturalidad,, teniendo en cuenta que un político tiene que habérselas con situaciones muchas veces cambiantes, que requieren inteligencia práctica para resolver las problemáticas que vayan surgiendo. Se esperaba algo más de esta nueva generación de chicos que quieren cambiar el pueblo. Si lo comparamos con anteriores citas electorales, se nota que eta formación no se mueve cómodo en este tipo de actos.

Pero esta falta de novedad es sustancial a su propia identidad, al apostar por la continuidad de lo que han hecho hasta ahora. El discurso del PP de La Cabrera es el mismo que el PP nacional. Continuidad. Se echó en falta, o quizá no, hablar del tema de la participación a través de los plenos. La ley mordaza que se aplica en una pueblo como el nuestro. Los plenos ni se nombraron, ni a las otras agrupaciones. No se produjeron referencias ni a debates ni a otras formaciones. En los corrillos posteriores se comentaba esa dinámica trasnochada del silencio. “Yo he venido a aplaudir” comentó una señora a este medio. La misma señora no tenía muy clara ninguna iniciativa de la formación del PP. Curioso ejemplo.

Destacar el discurso del n°11, el único que no leyó, y que llamó al entendimiento entre todos los concejales que salgan para hacer frente a los problemas comunes del municipio.

También hubo tiempo para la emotividad, en la despedida de Fernando, el que fuera concejal de seguridad, y en el recuerdo de Goyo sobre las muestras de cariño de la gente y de los niños que se acercaban a saludarle y se entusiasmaban porque el alcalde era su amigo.

Ningún cambio sustancial, que todo siga como hasta ahora,” para qué cambiar” decía otro señor a las preguntas de este medio.

Después de muchos mítines a las espaldas, entendí que  ha sido el acto con menos espontaneidad y entusiasmo de cuantos hemos presenciado Es como si los problemas dejaran de existir al no nombrarlos. De hecho, el alcalde terminó hablando de las elecciones como la cita más importante de la democracia, porque el pueblo elige a sus representantes durante los siguientes cuatro años. Después ya les tocará a ellos gestionar, el ciudadano activo desaparece. Curioso ejemplo, curioso el que el alcalde utilice el término democracia…

Un destacado miembro del PP vecinal nos comentó, y nos pidió no citar su nombre, reconoció que estaban más nerviosos que nunca, y que las discrepancias entre algunos miembros por la participación ciudadana era más evidente.

Este domingo los vecinos tienen la oportunidad de elegir entre dos modelos, el de ahora, democracia representativa, frente a la democracia participativa. Un acto más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s